Farolas de LED

Son conocidos los importantes beneficios que aporta la tecnología de diodos de LED tanto en términos de eficiencia y por lo tanto de ahorros monetarios, como de cuidado de la sostenibilidad ambiental (menos emisión de CO2). Por fortuna estos beneficios se están difundiendo y los gobiernos de las intendencias y municipalidades de distintas latitudes han comenzado a tomar cartas en el asunto reemplazando las antiguas farolas basadas en lámparas de tipo incandescente, halógenas, o en las antiguas bombillas VSAP que funcionaban en base a vapor de sodio, por farolas de LED.

En contextos de iluminación vial y urbana (avenidas, calles, autopistas y rutas, parques, plazas y jardines), las farolas LED representan una herramienta fantástica. No solamente permiten efectuar ahorros en los consumos de energía eléctrica que están en el orden del 40 al 60%, sino que por lo mismo emiten niveles sustancialmente menores de carbono a la atmósfera (con lo cual son menos contaminantes) y además, cuando estos productos tienen una confección confiable, ofrecen una duración muy superior, y exigen un mantenimiento radicalmente menor.

Conviene reconocer que en el caso de las farolas LED el precio que debe erogarse inicialmente es superior. Pero como duran más y se adaptan perfectamente a contextos de contacto con la intemperie y sus factores corrosivos críticos (polvo, agua), terminan ofreciendo ecuaciones económicas mucho más convenientes cuando se analiza el costo total de propiedad, máxime cuando se considera que ante un inconveniente con la luminaria no es preciso cambiarla en su totalidad, sino que se puede reemplazar fácilmente la bombilla.

Por todos los motivos antes expuestos es que en las ciudades, rutas y pueblos del planeta entero se viene difundiendo tanto el uso de farolas LED para exteriores y para alumbrado público, como una solución óptima en lo económico, y sustentable desde el punto de vista ambiental.

Farolas LED de alumbrado público

Una farola LED puede durar 50 mil horas. Dependiendo del espacio concreto donde se vaya a ubicar estas farolas LED –avenidas, calles más o menos estrechas, rutas, plazas, jardines, parques, autopistas-, se deberán confeccionar luminarias con más o menos bombillas y potencia, a fin de ofrecer la visibilidad adecuada.

Otra ventaja de estas farolas para exterior LED es que permiten un control y regulación de la luz emitida, pudiendo direccionarse y enfocarse a diferentes alturas. Es por ello que la difusión de estos productos no sólo tiene que ver con los espacios vinculados con el alumbrado público, sino que a nivel hogareño y empresarial también se han comenzado a aplicar farolas de LED para jardín, entre otras cosas porque los diodos emisores de luz que constituyen la esencia de esta tecnología permiten ofrecer una visibilidad superior, y como decíamos altamente regulable.

Las farolas de LED que manejamos desde GLIXLEDS son de la prestigiosa marca CREE, y son perfectamente configurables tanto en potencia –por su condición modular- y en lo concerniente a los ángulos; además por su diseño entregan una convección perfeccionada y disponen de una tapa que lleva traba manual retráctil. Además, si usted busca farolas solares LED, también podemos brindarle soluciones de vanguardia.

¡Consúltenos por nuestros modelos, potencias y por las alternativas que también manejamos en materia de farola solar LED!

Lámparas LED alumbrado público

El alumbrado público con LED gana en eficacia y eficiencia en el uso de la energía. Al contar con dispositivos de encendido también muy eficientes, pueden controlarse de modo centralizado asegurando un mejor manejo integral y una optimización de la administración del alumbrado público, lo cual es otra mejora adicional que supone el uso de LED.

Estas fuentes luminosas de vanguardia se presentan en módulos con potencias de entre 90 y 110 watts. Si bien es verdad que su adquisición inicial resulta más onerosa, también lo es que son mucho más duraderas y eficientes, permiten un reencendido instantáneo, sin parpadeo y con posibilidad de regular el flujo (esta última es otra ventaja muy importante del alumbrado público con LED, ya que permite por ejemplo reducir el nivel de luz cuando no hay vehículos ni personas en las calles).

Desde GlixLEDs hemos asesorado a municipalidades y reparticiones sobre el mejor modo de incorporar luminarias al alumbrado público basadas en LED. Tenemos abundante experiencia en esta clase de proyectos de incorporación de luminarias públicas LED, que en definitiva redundan en rebajas de costos y en una optimización del servicio de alumbrado para los vecinos. Contáctenos y lo ayudaremos a elaborar su proyecto integral, y a elegir la mejor lámpara LED para alumbrado público.